¡Que alguien me ayude con las tallas!

¡Que alguien me ayude con las tallas!

Es casi seguro que alguno de nosotros, por no decir todos, nos hemos encontrado con la circunstancia de que al querer comprar nuestra talla de ropa en una nueva tienda, nuestra talla no corresponda con la que compramos habitualmente. Esto se debe a que cada fabricante e incluso cada país tienen su propio sistema de tallaje.

En el año 2003, La Asociación Europea de Detallistas Textiles (AEDT), consciente de la necesidad de homogeneizar el sistema de tallaje para el ámbito de la Unión Europea, sugirió un sistema basado en tres dígitos, de los cuales el primero de ellos se correspondía con el contorno de busto justo, el segundo con el contorno de cadera y, por último, el correspondiente a la altura. Esta idea suponía un gran avance ya que un consumidor podría conocer su talla independientemente del país en el que se encontrara, difiriendo únicamente en la altura media ya que ésta es lógico que cambie en función de cada tipología poblacional.

Aquí debajo os mostramos el ejemplo que acompañaba a la propuesta de la AEDT y que posteriormente daría lugar a la norma EN 13402.

EN 13402 es una norma europea de etiquetado de ropa por tallas. Se basa en las dimensiones corporales, medidas en centímetros. Su objetivo es reemplazar a muchos de los antiguos sistemas nacionales de tallaje, a partir del año 2006.

Hay tres enfoques para los tallaje en el etiquetado de la ropa:

  • Dimensiones corporales: La etiqueta del producto para los intervalos de dimensiones corporales para los que el producto fue diseñado. (Ejemplo: casco de bicicleta con la etiqueta “cabeza circunferencia: 56-60 cm”, de calzado llamado “pie con longitud: 28 cm).
  • Producto dimensiones: La etiqueta establece las medidas características del producto. (Ejemplo: jeans con etiqueta interior indicando la longitud de pierna expresada en centímetros o en pulgadas. Es decir, no la longitud interior de pierna del cliente, sino un intervalo de varios centímetros más largo).
  • Ad-hoc tamaño: La etiqueta proporciona un número o código de tamaño sin relación evidente a cualquier medida. (Ejemplo: Tamaño 12, XL).

Tradicionalmente, la ropa ha sido etiquetada utilizando diferentes sistemas de tallaje. Este enfoque ha originado a una serie de problemas:

  • Específicas de cada país o incluso de proveedores específicos para crear etiquetas de los costes adicionales.
  • Tallas específicas que han cambiado con el tiempo, a menudo debido a la “vanity labeling”, una inflación en las dimensiones asociadas con el tallaje, para evitar el envejecimiento de los clientes enfrentados con incómodas verdades antropométricas.
  • La compra por catálogo requiere de métodos precisos para propiciar el mejor ajuste de las tallas.
  • Muchas prendas de vestir precisan ser elegidas sobre la base de dos o tres medidas corporales para ajustarse adecuadamente, no un simple escalado.
  • Los sistemas de escalado basados en el tamaño de los estudios antropométricos de 1950 ya no son adecuados, como los cambios en la nutrición y los estilos de vida han cambiado la distribución de las medidas corporales.

Por todo esto, El organismo europeo de normalización CEN, comenzó en 1996 el proceso de diseño de un nuevo y moderno sistema de etiquetado del tallaje de la ropa, dando como resultado la norma EN 13402 “Designación de tallaje de prendas de vestir”. Esta norma se basa en:

  •  Las dimensiones corporales.
  • the metric system El sistema métrico decimal.
  • data from new anthropometric studies of the European population performed in the late 1990s Los datos de nuevos estudios antropométricos sobre la población europea realizada en el decenio de 1990.
  • similar existing international standards (ISO 3635, etc.) Similitud con otras normas internacionales existentes (ISO 3635).

Esperamos que os haya resultado útil e interesante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *